Amor eterno • Carta

Copied!

Cuando te vi por primera vez, sabía que algo de ti era diferente. Quería hablar contigo durante mucho tiempo, pero no tuve el coraje hacerlo. Doy gracias a Dios cada día porque él te trajo a mi vida.

No tenía idea de que las cosas serían como son ahora. Nunca hubiera imaginado que serías mi esposa, y no cambiaría nada de nosotros. Te amo con todo mi corazón y mi alma. Me llenas de tanta felicidad. Cuando me voy todos los días a trabajar, sólo hay una cosa que me mantiene yendo de día tras día, y esa es la certeza de que podré pasar tiempo contigo cuando vuelva a casa. Sabiendo que soy capaz de pasar el resto de mi vida contigo me llena de tanta alegría que lágrimas vienen a mis ojos. Sonrío cada vez que oigo tu voz. Significas el mundo para mí, y nunca quiero perderte. Te amo.